Italia pierde a la autora de éxitos inolvidables como 'Hay que venir el sur' o 'Caliente, caliente'

Muere la icónica cantante Raffaella Carrà a los 78 años

Publicada el: 07 de Julio del 2021, 6:57:16 pm

Italia.- La cantante, actriz y reina de la televisión italiana Raffaella Carrà ha muerto este lunes a los 78 años a raíz de una enfermedad que mantuvo en secreto hasta el último momento. Quien ha dado la noticia que ha conmocionado a Italia ha sido Sergio Japino, quien fue su compañero durante muchos años.


Con ella su país pierde a una de sus mayores divas pero también uno de los iconos de la libertad más queridos en España, autora de éxitos inolvidables como Caliente, caliente o Hay que venir al sur, que marcaron a enteras generaciones.


 "Raffaella nos ha dejado. Se ha ido a un mundo mejor, donde su humanidad, su inconfundible risa y su extraordinario talento permanecerán para siempre", ha declarado Japino en nombre de su familia. La Carrà ha fallecido a las 16.20 de este lunes sin que se sepan detalles de su dolencia, que "desde hace un tiempo había atacado su cuerpo menudo, pero lleno de energía". La discreción con la que había escondido su estado había sido su propio deseo, como "el enésimo gesto de amor hacia su público y hacia los que han compartido el afecto", para que su calvario no empañase su recuerdo.


Por el momento se desconoce tanto el lugar de la muerte como  los detalles de la celebración del funeral. En sus últimas voluntades, Carrà pidió un simple ataúd de madera sin pulir y una urna para contener sus cenizas.


El año de la pandemia había sido un año especialmente difícil para la musa, que reconoció en su última entrevista en el Corriere della Sera que tenía mucho miedo a la Covid-19, así que se había encerrado en su casa de Roma.  "No salgo y así este 2020 se ha convertido en un año sabático. El 31 de diciembre se debe romperlo todo. Lo haré en mi terraza, a costa de llamar al albañil el día después", dijo, con su característico humor.


Raffaella Carrá es recordada por ser una artista total que revolucionó la televisión y exportó por todo el mundo sus nuevas fórmulas de espectáculo, especialmente en España y en Latinoamérica, donde se le tiene un cariño muy especial. Conquistó a la España conservadora de los años setenta como un nuevo mito sexual, y desde allí dio el salto al otro lado del Atlántico. 


Nació en Bolonia, en el centro del país, en 1943 como Raffaella Maria Roberta Pelloni, su verdadero nombre. Escogió su identidad artística por sugerencia de un realizador televisivo. El apellido lo tomó del pintor futurista Carlo Carrà, pero mantuvo el Raffaella, que lo vinculaba a uno de los mayores exponentes del renacimiento, Rafael. Antes de convertirse en la sensación televisiva europea intentó probar suerte en Hollywood, pero no encajó. Contaba que había demasiada droga y demasiadas fiestas. Siempre se sintió más a gusto en su querido Mediterráneo.


De ideas claras desde que jovencísima, Carrà soñaba con ser artista desde que tenía tres años y se arrancó a bailar en una fiesta casera. A los nueve años participó en una película y con sólo diez se trasladó a Roma para aprender danza clásica después de suplicárselo con fuerza a su madre, separada, que la educó en un ambiente de absoluta libertad del que hizo gala durante toda su vida. 


Icono de la emancipación femenina, también fue un símbolo gay -antes de Madonna- en una época en que luchar por los derechos LGBT no era tan sencillo, a quienes dedicó su canción Lucas. En el World Pride celebrado en Madrid en el 2017 fue elegida Icono Gay Mundial entre el aplauso general. "Cada criatura, respetando a los demás, debe vivir su sexualidad con libertad", explicaba a este diario ése mismo año

 

Comentar esta noticia

Nombre:


Email:   (No será publicado)


Comentario: (Máximo 500 Caracteres)



Código de seguridad:


Coloque el texto que ve en la imagen de arriba