Win Telecom
Los invitados especiales de la actividad fueron la Sra Noemí Gómez, embajadora de Argentina en el país, y el Sr Piero Bonarelli, Director de Ventas de El Catador

La Viña de El Catador celebra en un ambiente enológico el “Día Malbec”

Publicada el: 27 de Abril del 2011, 08:53:41 am

Hernán Pertile, Natalia Buralli y Néstor Bacchella.
Santo Domingo, RD.- En un ambiente enológico que será recordado para la historia, la empresa distribuidora de vinos El Catador, junto a la Embajada Argentina acreditada en el país, celebró el “Día Malbec”, cepa emblemática de la República de Argentina.

El lugar escogido para tal ocasión, fue La Viña de El Catador de la avenida Lope de Vega del Ensanche Evaristo Morales, hermoso espacio que tuvo como invitados especiales a la Sra Noemí Gómez, embajadora de Argentina en el país, y el Sr Piero Bonaralli, Director de Ventas de El Catador.

En el importante y concurrido evento, los invitados, clientes y relacionados de El Catador, degustaron un Malbec representante de cada bodega que forman parte del portafolio de El Catador, incluyendo Doña Paula, Kaiken, Norton, Luigi Bosca, Rutini,Zuccardi, Finca Flichman, Altavista, Trivento, Trapiche y Achival Ferrer.

Wines of Argentina ha decidido rendirle tributo al Malbec World Day, a partir del 2011 el día 17 de abril.Actualmente Argentina es el mayor y más importante productor de Malbec en el mundo.

Se escoge el 17 de abril para celebrar el Malbec World Day, porque ese día de 1853 esta iniciativa fue acogida por el gobernador de Mendoza, presentando el proyecto ante la Legislatura Provincial, con vistas a fundar una Quinta Normal y una Escuela de Agricultura.

Pouget llegó a Mendoza en 1853, a los 32 años de edad, y se puso al frente de la Quinta, trayendo de Francia plantas, semillas y cepas de varios tipos, como Cabernet Sauvignon, Pinot Noir y Malbec.

Pero a finales del siglo XIX y de la mano de los inmigrantes italianos y franceses, la vitivinicultura se desarrolló exponencialmente y con esta, el Malbec, que se adaptó rápidamente a los diversos terruños que proponía nuestra geografía, donde se dio incluso mejor que en su sitio originario.Así fue como, con el tiempo, y con mucho trabajo, se perfiló como la uva insignia de la Argentina.

Se cuenta que el origen del Malbec se encuentra en Bordeaux en el sudoeste de Francia.Los vinos de esta variedad alcanzaron reconocimiento desde los tiempos del Imperio Romano y luego se consolidaron en la Edad Media, para terminar de fortalecerse en la modernidad.

Y cuando la plaga de filoxera destruyó la viticultura francesa, a fines del siglo XIX, el Malbec cayó en el olvido, dejando sin embargo, una cultura de apreciación de la variedad ya construida.A nuestro país llegó de la mano del francés Michel Aimé Pouget (1821-1875), agronómo contratado por el presidente Domingo Faustino Sarmiento para llevar adelante la dirección de la Quinta Agronómica de Mendoza, siguiendo el modelo de Francia, esta Quinta Normal se propuso incorporar nuevas variedades de cepas como medio para mejorar la industria vitivinícola nacional.

 

omentar esta noticia

Nombre:


Email:   (No será publicado)


Comentario: (Máximo 500 Caracteres)



Código de seguridad:


Coloque el texto que ve en la imagen de arriba